lunes, 17 de enero de 2011

como no aburrise, parte 1

Querida Daisy:
El día en el internado ha sido algo raro: a una chica (supuestamente) se le ha metido dentro el demonio. Sí, como lees.
Al principio no nos hemos dado cuenta, porque suele decir siempre muchas palabrotas, y ya es fea de por sí, pero cuando ha empezado a echar espuma por la boca y a hablar en latín, hemos sospechado que algo raro le pasaba. Han llamado al cura de la parroquia de al lado, que le ha empezado a echar agua bendita y a decirle oraciones, pero no ha servido de mucho. Nos han obligado a meternos en las clases, y a ella la han dejado en el jardín. Ahora mismo la estoy viendo ponerse morada de amapolas y de margaritas. Desde que es una lunática me cae mucho mejor

3 comentarios:

  1. También. Está mejorando sus dotes jajaja

    ResponderEliminar
  2. A mi también me caen mejor las lunáticas xD
    que cosas tan extrañas tienes en la cabeza, Inesitatralalá!

    ResponderEliminar

Si me comentas entrarás en el sorteo de un porsche y de mi mansión de Suiza